INTRODUCCIÓN
Guía práctica del embarazo

gpde01Pocas situaciones en la vida son tan determinantes como la maternidad.
La gestación de un nuevo ser es una situación delicada que implica numerosos cambios físicos y psicológicos.

Prepararse para esta etapa conlleva aceptar una serie de condiciones y exigencias que no siempre son del todo gratas, sin embargo pueden hacerse más agradables si se tiene el conocimiento de todas las transformaciones inherentes al embarazo. Así, los cuidados y precauciones que tengas contigo misma y las consideraciones de tu pareja y familiares serán de gran ayuda para atravesar felizmente la experiencia del embarazo.

El proceso de gestación pone al descubierto nuevas facetas de tu cuerpo. A lo largo de cerca de 40 semanas, se viven situaciones de inestabilidad para las cuales debes tener disposición y paciencia. Se trata de una especie de estado de hipersensibilidad que te conducirá a experimentar estados físicos y de ánimo nuevos.

Circula mucha información sobre el embarazo, desde revistas, boletines, libros y hasta programas de televisión y páginas en Internet. Para una mujer, no es fácil cubrir todas estas fuentes y poder definir lo que es actual y apropiado, por esta razón decidimos escribir esta guía práctica del embarazo, que considera en primer lugar las preocupaciones e intereses de la mujer embarazada.

Esta guía ha sido escrita, intentando reunir de forma sencilla y amena, aquellos hechos que debes conocer sobre tu embarazo, para que así puedas desempeñar un papel activo en el cuidado de tu bebé.

Está dirigida a ti, que esperas un bebé y te proporciona la información sobre qué puedes hacer para conservar tu salud durante el embarazo y tener un hijo sano.

Los puntos de vista y las recomendaciones no son absolutas, deben ser consideradas como una guía flexible que puede ser modificada, según tu caso muy particular, a lo largo de tu embarazo, de acuerdo a su evolución y sus características personales.

Te aconsejamos su lectura, con la seguridad de que te ayudará a un embarazo y un parto feliz.

Menú Cryocell